Blog Inmobiliario Español

Gowex: Granizadas, brotes verdes, MAB y SOCIMIS

Martes 8 de julio de 2014 - José Luis Ruiz Bartolomé - 5 Comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti

 

La semana de las granizadas. Al medio metro de pelotas de hielo que cayeron en Almazán –que dejaron en la villa soriana una estampa propia de Formigal en Navidad-, los 20 centímetros en Madrid y, en general, en numerosas provincias del centro y noreste del país, hay que añadir el pedrisco cruel que ha caído sobre la imagen de España, la de Bolsas y Mercados, la del Mercado Alternativo Bursátil, la de la CNMV y, por qué no, sobre el sector tecnológico español y las empresas que cotizan en el MAB.

Es posible que el fundador de Gowex, Jero el runner, aprovechando su condición física, haya tomado las de Villadiego o, mejor, las de Pamplona, y acaso habrá que ver los encierros por las mañanas tratando de buscar a Wally con traje de rayas -de presidiario- aunque realmente deberemos mirar la manada, pues Jero porta con donaire cuernos en su testuz con los que lanza derrotes a diestro y siniestro, sembrando el pánico entre los accionistas y stakeholders de toda condición.

España anda de brotes verdes, y lo que necesita son cuidados y mimos. Agua, mucha, pero agua fina, gentle rain por la que suspiraba Jim Morrison en the crystal ship, y no piedras de hielo que arrasan sin piedad cosechas y arruinan a los que desprecian los seguros.

¿Qué es verdad y qué es mentira en el mundo de los negocios? ¿Era Jero el clásico fantasma de los madriles venido a más? ¿O tal vez una mente fría y calculadora? ¿Acaso sufre algún desequilibrio que le lleva a confundir deseos y realidades?

Estábamos buscando nuevo modelo productivo y ya lo hemos encontrado. El emprendedor de éxito de hoy es un tipo con el perfil de Jero, o sea, el tío ‘cool’, ‘techy’, ‘metrosexual’ y ‘runner’ cuyo cenit vital es peregrinar a la maratón de NY. Los Jeros de la vida presentan ‘business plans’ en foros de ‘private equity’ y van ‘levantando’ millones en ‘rondas de financiación’ hasta el ‘pelotazo’ final sin haber generado un duro de ‘cashflow’ ‘so far’. Se rasgan las vestiduras los periodistas con cuenta en twitter buscando culpables, y el culpable no es otro que nuestro propio ego: antes que quedar como tontos, nos erigimos en defensores a ultranza del invisible traje del emperador. Los periodistas hacen publireportajes, los políticos se hacen selfies –tras transferirles sumas de dinero público en concepto de I+D+i-, el resto boquiabiertos compramos acciones para ver si con la cercanía al gurú se nos pega su buena estrella.

Que yo sepa el MAB se creó con el objetivo de que empresas de pequeño tamaño pudieran acceder a los mercados de capital. No es ningún invento español; el concepto que aplica el MAB existe en los mercados financieros desarrollados de nuestro entorno y no es para nada una mala idea. Ahora bien, dado el poco dinero que mueven en general los mercados españoles, la viabilidad del MAB siempre me resultó dudosa. En alguna conversación con personas más o menos vinculadas a este mercado he sugerido que quizá tendría más sentido hacer un MAB a nivel europeo, que garantizaría mayor liquidez, transparencia y vigilancia. Lo cierto es que el MAB ha ido derivando en una especie de Nasdaq español de segunda B que por lo que parece está repleto de estrellas que acaban estrelladas. Mal asunto para empresas menos ‘sexys’ pero más solventes que hayan pensado utilizar este medio de financiación.

Si estáis leyendo este blog seguro que sabéis lo que es una SOCIMI. Con buen criterio, en la última reforma legislativa que la regula se autorizó explícitamente a que este vehículo cotizara en el MAB. Pocas, de momento, pero muchísimas en el pipeline se preparan para dar el salto. El MAB es ideal para la SOCIMI en la medida en que los requisitos y costes son mucho menores que en el mercado continuo. Y digo que es ideal porque es un negocio sencillísimo, de los que entienden tipos tan obtusos como Warren Buffet: activos inmobiliarios urbanos en alquiler, que debe repartir vía dividendo el 80% de los beneficios provenientes de las rentas que genere el alquiler. Un negocio nada ‘cool’, nada ‘techy’, y apto para tipos sedentarios que se visten en El Corte Inglés o en Cortefiel.

Un negocio, el del alquiler de inmuebles, que sólo es posible gracias al leñazo que se ha metido el mercado inmobiliario, pues por primera vez en décadas la relación entre el precio de los inmuebles y la rentabilidad esperada por rentas se parece a la de los países de nuestro entorno.

La caída en desgracia del MAB no debe convertirse en un obstáculo para la refundación del mercado inmobiliario español, que sin duda tiene en la SOCIMI su principal exponente. Las SOCIMI  aportan liquidez, transparencia, seguridad jurídica, y profesionalización en la gestión de activos inmobiliarios.

Así que hagan el favor de hacer limpia en el MAB a fondo. La transformación del mercado inmobiliario español es un brote verde que debe protegerse del pedrisco de Jero. Yo, por mi parte, he empezado a desconfiar de los que corren como alma que lleva el diablo cuando paseo por el parque. A lo mejor son consumidores de la droga ‘caníbal’ que hace estragos en Ibiza; a lo peor, ‘runners’.


5 Comments

  1. 9 julio, 2014 at 4:29 | Permalink

    Por culpa de artistas como el amigo de Gowex; la poca y dificultosa financiación necesaria para la economía en general, no digamos ya del sector de la construcción, puede evaporarse por miedo, porque no hay nada más cobarde que el dinero.

    El artículo es muy acertado, pocos he leído que no se basen más que en sensacionalismo perrofláutico y sí en consecuencias reales y dolorosas como va a provocar Jero el Metrosexual…

  2. EIKO's Gravatar EIKO
    10 julio, 2014 at 12:08 | Permalink

    Buenos días José Luis, te diré que me encanta correr por las mañanas y después de lo que cuentas me voy a tener que fijar un poco más con “los compañeros” con los que me cruzo.

    Tienes mucha razón en lo que dices y conociendo un poco esto de la Bolsa, me recuerda al año 2000 cuando se creó El Ibex Nuevo Mercado a raíz de la famosa burbuja de Internet.

    Hay que recordar que ese Mercado se cerró en 2007 porque se produjo tal desplome y falta de confianza que el mismo quedó muy tocado.

    Al final es lo de siempre, muchos se aprovechan del sistema en detrimento de los que lo hacen bien y eso me suena en gran parte a la tragedia que estamos viviendo en los últimos años en este país.

    No quiero ser pesimista pero algo no funciona cuando los que regulan no hacen su trabajo adecuadamente y cuando los que deben vigilar las leyes siguen sin preocuparse de la imagen y pérdida de confianza que estas cosas ocasionan.

    Creo que el asunto no son los brotes verdes sino la indefensión jurídica con la que se encuentra cualquier inversor nacional o extranjero que intenta invertir en este país.

    Tenemos un país increíble y no somos capaces de crear los cuatro elementos fundamentales para que la confianza y la inversión vuelvan y así poder mitigar el paro, el crecimiento y desarrollo futuro.

    Te animo a que sigas opinando y clarificando muchos conceptos porque todo tiene un final y mucha gente se merece tener ilusiones, volver a creer en ellos y en las cosas bien hechas.

    Un saludo
    Eiko

  3. 12 julio, 2014 at 18:20 | Permalink

    Creo que el problema no es la Bolsa, ni el MAB, el problema es la poca educación financiara que hay en España. Y es que, por ejemplo, la gente conozco que han hecho carreras de Económicas, Empresariales, ADE, y cosas de esas, no tienen ni idea de Bolsa, por el sencillo motivo de que sus catedráticos y profesores no les han enseñado nada al respecto (seguramente esos catedráticos y profesores tampoco sabrían nada).

    Pero sabiendo algo de Bolsa, es posible evitar caer en estas cosas. Por ejemplo, la gente que entra en el foro de Invertirenbolsa.info, apenas había comprado Gowex. ¿Por qué? ¿Por qué son más listos de la media? No, porque en esa web se enseñan estrategias de inversión sensatas, que evitan muchos riesgos.

    Así que la frase “el resto boquiabiertos compramos acciones para ver si con la cercanía al gurú se nos pega su buena estrella”, tiene solución: sensatez. La Bolsa no es un casino, ni un bingo. Y tampoco es un sitio donde sea fácil hacerse rico en dos días gracias a una compra “afortunada”. Pero sí es un sitio donde se puede ganar dinero… siempre que se aprenda cómo funciona, y se use el sentido común, en lugar de dejarse llevar por la avaricia y/o las modas.

    Saludos

  4. justo quesada's Gravatar justo quesada
    15 julio, 2014 at 21:15 | Permalink

    que gracia lo de adiós ladrillo adiós, como si los empresarios de la construcción que tantos empleo han dado y que han levantado España tuvieran algo de culpa del desastre económico y político y bancario del engaño producido a tanto extranjero y español de buena fe que han tenido que huir del atropello a sus intereses y a su buena fe.

  5. santi's Gravatar santi
    19 julio, 2014 at 14:30 | Permalink

    Estoy muy de acuerdo con José, me ha parecido un buen artículo.
    Le quería pedir que hiciera un post, con una buena explicación sobre la última reforma fiscal del PP y el robo que va a ser para los propietarios, véase coeficiente de abatimiento, inflacion y demás.
    Muchas gracias por su trabajo.

Responder a jose Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>









Archivo

abril 2017
L M X J V S D
« sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899